Ricardo Molna, en el extremo izquierdo con otros escritores de Cántico.

El alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, anunció en el transcurso de la presentación de los actos con motivo del Día Internacional del Libro, que la “biblioteca personal de Ricardo Molina” estará en Puente Genil . Esto será “dentro de poco, gracias a una cesión de la familia, “que nos va a permitir que la tengamos con nosotros”. Puente Genil le ha rendido tributo al insigne escritor con la rotulación de la biblioteca municipal con su nombre, también se le ha dedicado una plaza y recientemente se ubicó un azulejo en la casa en la que nació, en la calle Don Gonzalo. Ricardo Antonio de San Francisco de Sales Molina Tenor nació en Puente Genil en 1916 y falleció en Córdoba en 1968. Fue miembro de la revista Cántico. Una información de GRUPO COMUNICA- NOTICIAS (de martes a viernes, 8 h; 14:30 y 20:30 h)

En 1940 terminada la guerra, obtiene finalmente la licenciatura en Filosofía y Letras, en la especialidad de Geografía e Historia. Trabajó como profesor en varios centros educativos, aunque sin obtener plaza de funcionario público hasta 1966,  dos años antes de su muerte.

Hacia1943 comienza a frecuentar la compañía de otros poetas, como Juan Bernier, pablo García Baena, Mario López, con quienes fundará la revista Cántico, aparecida en 1947. La primera etapa de la revista tendrá sólo ocho números,. Era homosexual, al igual que otros miembros del grupo, y como ellos, se inspiró en el paganismo y compuso obras de exaltación del cuerpo y el deseo, «porque mayor que el amor es el deseo de amor / y mayor que la vida es el deseo de vivir», como expresa en su Elegía de Medina Azahara. El mejor Molina es -a lo largo de toda su obra- ese poeta del júbilo del amor y la sensualidad, tocado de melancolía temporalista y de algunos toques de religiosidad verídica cuanto necesariamente heterodoxa.

Dentro ya de sus incursiones en el universo del cante jondo, emprendió con Antonio Marines diversos proyectos, tales como el Primer Concurso Nacional de Cante Jondo en Córdoba en el año 1956, o el ensayo Misterios del arte flamenco, en 1967. Su labor investigadora junto a Mairena obtuvo un gran reconocimiento en este ámbito.

La dirección de la revista Cántico le llevó a cruzar un cuantioso epistolario con miembros de la Generación del 27, especialmente con Vicente Aleixandre,  que ha recopilado y publicado en 2015 Olga Rendón en dos tomos. Su Obra poética completa se publicó dos veces (Córdoba, 1982 y Madrid, 2007), en este último caso con algunos textos más y algunas variantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.