Aqualia destina más de 76.000 euros en Puente Genil para solucionar problemas por tirar toallitas al váter

0
335

El «monstruo» de las toallitas higiénicas anda suelto por las calles de Puente Genil. El uso masivo de estos artículos higiénicos en los hogares pontanos está causando la acumulación de fibras y tejidos en las tuberías de saneamiento, que causan averías por atascos, bloqueos o roturas internas por calentamientos en las tuberías y en los equipos de bombeo encargados de impulsar el agua residual hacia la planta depuradora.
«Arrojar toallitas al inodoro resulta totalmente contraproducente, ya que no se descomponen en contacto con el agua como la celulosa de la que está hecho el papel higiénico», señalan desde la empresa Aqualia, encargada del ciclo del agua en Puente Genil. La información GRUPO COMUNICA- NOTICIAS (de martes a viernes 20:30 horas).

Estos tejidos se van acumulando con más residuos de la red como compresas, preservativos o bastoncillos de oído, también arrojados incorrectamente al váter, aumentando su tamaño hasta el punto de provocar atascos en las conducciones de alcantarillado. Esto multiplica las retenciones de las redes, malos olores y salideros de aguas fecales a la vía pública originando serios problemas a los vecinos.
Todo ello provoca importantes costes de mantenimiento, donde Aqualia calcula un coste aproximado de 76.000 euros empleado en su eliminación y en reparaciones de averías que provocan. Inversión que, de no dedicarse a solucionar este problema, “se podría dirigir a mejoras técnicas de la red» que redundarían en una reducción de roturas y cortes de suministro. Este es un problema a nivel internacional. La Asociación Española de Abastecimiento de Aguas (AEAS) estima que las toallitas que se tiran al inodoro incrementan entre 4 y 6 euros por persona y año los costes de mantenimiento, tratamiento y depuración de las aguas residuales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here