Los Servicios Sociales Comunitarios han finalizado una iniciativa llevada a cabo con el primer curso de ESO de los seis centros pontanos, Manuel Reina, Juan de la Cierva, Compañía de María, Fuente Alamo, Andrés Bojollo y Alemán. En total 340 adolescentes que han participado de un programa, distribuido en seis sesiones sesiones que ha desarrollado Proyecto Hombre. La idea, ha explicado la concejala de Servicios Sociales, Pepa Ramos tiene como finalidad  “la prevención de las adicciones”. En esta ocasión ,en lugar de organizar los talleres en el centro de los Servicios Sociales han ido a las aulas “a su propia vida , para que el lenguaje sea más cercano”. Este año, los talleres se han vehiculado a través de los profesores y de cara al próximo curso el proyecto contempla continuarlos con las familias.

La técnica Esperanza Flores ha explicado que el fin último  es conseguir que los adolescentes  tengan “su personalidad, adquieran valores y se alejen de las adicciones”. Para ello, han utilizado una metodología atractiva que según los profesores asistentes a la rueda de prensa , ha sido uno de los atractivos.  Flores incidió en las posibles alarmas que los padres deben detectar y que pudieran  advertir de posibles síntomas preocupantes como la falta de comunicación, el uso continuo del móvil… Y recomendó a los padres que “conozcan a sus hijos y se preocupen más de las personas que de las notas”.

Por su parte,  los docentes Lorena García (A. Bojollo), Jesús Venegas (Manuel Reina) José Joaquín Borrego (Juan de la Cierva) han calificado el rabajo como productivo, al tiempo que han solicitado la continuidad del programa para próximos cursos.

Los alumnos han trabajado aspectos como la asertividad, el pensamiento crítico, cómo actuar dentro y fuera del grupo, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.