PALABRAS DE VIDA: Jesucristo es la luz del mundo.

0
105
PALABRAS DE VIDA
19/03/2023: IV Domingo de Cuaresma. “Laetare” Día y colecta del seminario.     
Jesucristo es la luz del mundo.
Citas:
1ª lectura: 1ª Samuel 16, 1b.6-7.10-13a.
Salmo: 22 El Señor es mi pastor, nada me falta.
2ª lectura: Efesios 5,8-14.
Evangelio: Juan 9,1.6-9.13-17.34-38.
Comentario: La humanidad no ha sido creada para vivir sin saber ni entender nada en un mundo de miedos, incertidumbres, tinieblas…
No podemos vivir como ciegos ante los acontecimientos de la vida que no entendemos y en la que parece que todo termina con la muerte. Sin embargo nuestra existencia a veces se nos presenta como un camino que, como el ciego de nacimiento, hemos de recorrer en tinieblas. Nos cuesta trabajo aceptar, sin entender, los misterios de Dios, pero en realidad Dios siempre está presente en nuestra historia y en lo más profundo de nuestras vidas y de nuestro espíritu; de nuestra sabiduría; de nuestra búsqueda del bien, de la justicia y de la paz; de nuestra capacidad de razonar y de amar…
La vida misma y todas nuestras capacidades y buenas actitudes son dones de Dios que, mediante su Espíritu, Él mismo nos ha ido y nos sigue derramando a cada uno de nosotros, creados a su imagen y semejanza y por tanto con la misión de vivir amándonos y de hacer todo el bien que podamos para dar vida a los demás. Pero nuestra razón por sí sola no es suficiente para que veamos con claridad todo y, si nos ofuscamos en ella, seguiremos quedándonos en tinieblas, pues el ser humano no puede explicarlo todo ni conocer ni dominar su origen ni su destino final último. ¿Qué va a ser de cada uno de nosotros? ¿Nos espera algo o alguien más allá de la muerte? Lo más razonable es reconocer humildemente que nuestra vida se mueve desde los designios de Dios y es entonces cuando lejos de nuestros egoísmos y falsas seguridades adoptamos, como el ciego, esa postura humilde y sincera de confianza en Jesucristo para después vivir en la realidad de su existencia, sin engañarnos ni engañar a nadie, convencidos de que la verdad que trae Jesús con sus obras y palabras, curan y humanizan a las personas, sin gritar contra los ignorantes, pero desenmascarando a los que desde sus estatus falsean la realidad interesadamente para actuar de manera injusta contra los humildes desde sus egoísmos.
Jesucristo sale al encuentro de nuestras cegueras. Sólo desde nuestra fe en él, escuchándole y dejándonos conducir por él, podremos caminar hacia una vida más humilde pero más plena y luminosa. Nuestra respuesta ha de ser como la del ciego: “creo, Señor”. Hemos de saber reconocer que, al igual que pasó con David, vamos a ser ungidos en nombre de Dios para que realicemos nuestra verdadera misión aquí, desde su búsqueda y su llamada, pero todo dependerá de nuestra libre respuesta.
ABÓNATE A GRUPO COMUNICA (TV + INTERNET + TELEFONÍA + MÓVIL) – LLÁMANOS AL 957 787 000 – 957 60 10 02

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.