PALABRAS DE VIDA: Jornada de la infancia misionera.

0
16
23/01/2022: III Domingo del tiempo ordinario. Jornada de la infancia misionera.
El Espíritu de Dios está sobre mí, Él me ha ungido. Me ha enviado.
Citas:
1ª lectura: Nehemías 8,2-4a.5-6.8-10.
Salmo: 18 Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.
2ª lectura: 1ª Corintios 12,12-30.
Evangelio: Lucas 1,1-4;4,14-21.
Comentario: En momentos de crisis siempre es necesario volver a las realidades que son fundamentales para la vida y la felicidad. Todos deberíamos conducir nuestras vidas en ese sentido, de acuerdo con la naturaleza que nos rodea y con la voluntad del Creador de todo. Las reformas deben de ser libres y personales pero es necesario e imprescindible, para garantizar un futuro, realizarlas con fidelidad al proyecto del Dios Creador que desde siempre ha hablado al ser humano a través de su Espíritu.
Un espíritu dinamizador y Santo, el soplo que nos transmitió al crearnos para ese bien supremo que es la vida conscientes de ello. Una palabra que ha sido transmitida primero a través del don de la profecía y luego a través del Evangelio de Jesucristo; Palabra de Dios hecha hombre y encarnada para siempre en la humanidad. Unas palabras insustituibles para todos por su rico contenido en verdaderos valores humanos.
Un Espíritu Santo que entabla comunicación con nosotros de maneras muy diversas, dotando a cada uno de carismas y valores diferentes, pero cuyo objetivo es el bien común de todos mediante la comunicación y la entrega amorosa. Como miembros diferentes de la comunidad humana, todos recibimos a través del espíritu de Dios diferentes aptitudes y llamadas pero todas encaminadas para la felicidad, la vida y el bien de todos.
Es urgente en la humanidad encontrar el equilibrio necesario entre la diversidad real contraria al igualitarismo ideológico y la comunión, la ayuda, y la entrega amorosa en esa diversidad. El relato evangélico del Jesús “Salvador” que vivió en la historia humana y realizó el proyecto de Dios en su total entrega, anunciando el triunfo del amor sobre el egoísmo y la soberanía de ese Dios Padre de todos por encima de reyes y potestades humanas, iluminado por el misterio de su resurrección trasciende y nos ofrece posicionamientos ante su mensaje salvador y de vida eterna.
Como aparece en el escrito del profeta Isaías, Jesucristo se siente ungido por la fuerza del Espíritu de Dios, se siente enviado como hijo de Dios porque como a Dios también le preocupa el sufrimiento de las personas y se siente enviado por el Padre para ser buena noticia y dar esperanza a los que sufren; a los pobres, a los cautivos faltos de libertad, a los oprimidos por el mal, a los ciegos sin luz…
Nuestra espiritualidad debe de ir también en este sentido de; primero, valorar y agradecer la vida que nos viene de Dios, segundo, sentirnos útiles como hijos de Dios para atender el dolor de los que sufren, desde la misericordia, el perdón y el amor y nunca desde el juicio y la condena, con la mirada y la esperanza siempre puestas en una vida mejor y eterna para todos.
ABÓNATE A GRUPO COMUNICA (TV + INTERNET + TELEFONIA FIJA) – LLAMA YA AL 957 787 000 – 957 60 10 02 – VISITANOS Y APROVECHATE DE NUESTRAS PROMOCIONES Y PRECIOS

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.