Un total de 5.507 cordobeses se beneficiaron en 2017 en la provincia de los diferentes proyectos y servicios que para las personas mayores oferta Cruz Roja, lo que supone triplicar la cifra en tan solo dos años, pues en 2015 fueron 1.866 los ciudadanos de más de 65 años atendidos por la institución humanitaria.

Este dato, que en 2016 subió ya hasta los 3.780, no es sino el reflejo de uno de los grandes objetivos actuales de la entidad: aumentar exponencialmente el porcentaje de población mayor de 65 años que participa de alguna de sus iniciativas, como la ayuda a domicilio complementaria, la teleasistencia (domiciliaria, móvil y el localizador para personas con deterioro cognitivo), la atención a personas con funciones cognitivas deterioradas, el apoyo a personas cuidadoras, la red social para personas mayores ‘Enrédate’, el proyecto ‘Buen Trato a las Personas Mayores: Promoción del trato adecuado y protección frente al maltrato’, el trasporte adaptado o las actividades de envejecimiento saludable ‘Salud Constante’.

Un abanico de programas con el que la organización trata de cubrir las principales demandas de los mayores, desde la compañía y el afecto -fundamental para aquellas personas que viven solas- hasta ayuda en situaciones de emergencia, actividades de ocio o respaldo tanto para realizar trámites como para promover un óptimo estado de salud física y mental entre la tercera edad.

Los recursos -que cuentan con financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales – son muy variados, pero todos van en la línea de facilitar a la ciudadanía una vida digna y autónoma en su entorno habitual.

Entre los servicios más demandados por la ciudadanía se encuentran los relacionados con la teleasistencia: ya sea la domiciliaria, que no sólo incluye la atención inmediata ante cualquier urgencia, sino que también presta servicios tales como la agenda (para recordar al usuario datos y fechas importantes), la visita al domicilio por parte de voluntariado de la organización, y el seguimiento permanente de cada caso; la móvil (fruto de la colaboración entre la institución humanitaria y la Fundación Vodafone España), que permite la localización geográfica del usuario mediante GPS y la atención inmediata fuera del domicilio las 24 horas los 365 días del año; y el servicio de localización para personas mayores con deterioro cognitivo leve, que facilita la ubicación geográfica del usuario mediante GPS y evita así los riesgos derivados de una eventual desorientación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here