El voluntariado de Cruz Roja está haciendo el seguimiento telefónico de 600 personas mayores en la provincia, para conocer su estado de salud y ofrecerles una serie de consejos básicos para prevenir los efectos de la bajada de las temperaturas.

Estas llamadas se están realizando desde Córdoba, Baena, Hinojosa del Duque, Pozoblanco, Peñarroya-Pueblonuevo, Puente Genil, Rute y Priego de Córdoba, ocho de los doce municipios donde la entidad cuenta con asamblea.

El centro de contacto encargado de coordinar todo este programa, llamado ‘Ola de frío’, cuenta con agendas personales de los usuarios y usuarias, esto es, una base de datos en la que se almacena información sobre quienes requieren una especial atención por su situación de riesgo, enfermedad o vulnerabilidad.

De este modo, la iniciativa persigue no solo proporcionar información sobre cómo afrontar las bajas temperaturas evitando riesgos para la salud, sino también detectar posibles casos de malestar de personas por el frío y activar, en el caso de que sea necesario, a los servicios de emergencia.

Entre los consejos que Cruz Roja ofrece para cuidarse del frío se encuentran abrigarse con prendas no apretadas, protegiendo especialmente cabeza, manos y pies; utilizar calzado impermeable; cambiar lo antes posible la ropa si está mojada; y evitar las actividades en el exterior una vez que se haya ido el sol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here