El equipo  de Gobierno del Ayuntamiento de Puente Geni aprobó ayer en el pleno el nuevo pliego  de condiciones para la contratación de la gestión y explotación de la piscina municipal cubierta. Recoge que el adjudicatario deberá programas de actividades y servicios tanto en la zona seca, es decir la sala y los espacios al aire libre como las dirigidas en el agua. Se establece una duración del contrato de 6 años y se podrán prorrogar once más.

En relación a la retribución del concesionario, este percibirá los ingresos derivados del pago por parte de los usuarios y percibirá en concepto y una  subvención máxima al año por parte del ayuntamiento de  151.630 euros. De los cuales, 70.000 euros se destinarán al consumo eléctrico y el resto en metálico. Unos 50.000 euros más que en el contrato actual .

Si bien, se contempla que las empresas oferten un porcentaje a la baja sobre la cuantía de la subvención. Por otro parte, el concesionario podrá recibir otros ingresos diferentes derivados de los servicios deportivos, de la publicidad o venta de material deportivo.

El alcalde, Esteban Morales dijo que se trata de un modelo que “supone un ahorro al ayuntamiento”. Y que en los últimos cuatro años “ha permitido no cerrar, mantener el empleo y abrir las piscina a otro tipo de personas”. INTERESANTE DEBATE QUE PODRAN VER hoy (20:30 h). Con GRUPO COMUNICA.

La propuesta contó con los votos favorables del PSOE y PP, y votó en contra IU, produciéndose un diálogo acalorado entre el portavoz de IU, Jesús David Sánchez y el alcalde.

En el contexto del mismo, el regidor local aclaró que “nunca se ha inyectado dinero para la piscina cubierta”. Y lo que se ha hechos, desde los Servicios Sociales  “cuando se ha ayudado a un sector de la población, no es una inyección a la empresa privada sino política social”. Sin embargo- durante los últimos años-  lo que “sí hemos visto en IU con el concesionario, es una falta total de colaboración, una guerra directa”. Y finalizó su intervención asegurando que día de hoy “gracias al esfuerzo de los trabajadores y del concesionario  se sigue abriendo la piscina”.

El PP, que apoyó la propuesta en línea con la postura en el Presupuesto 2017, se quejó “de la falta de diligencia” para definir el pliego nuevo por parte de equipo de gobierno, lo      que Pineda interpretó que “ha generado más inseguridad en el personal”.

Izquierda Unida votó en contra porque dice que se trata de una “propuesta que insiste en un modelo que ha fracasado”. Además que ”no se ha hecho una auditoría del estado actual de las instalaciones ni del resto de las cláusulas sociales y mediombientales”.  Es decir- dijo Sánchez- “es más de lo mismo, más ventajas para la concesionaria con más inyección económica” Y un pliego  que “incrementa en 50.000 euros el dinero que se da a la concesionaria”.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.