La misión del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil es la de velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y medio ambiente, de los recursos hidráulicos, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de cualquier otra índole relacionada con la naturaleza.

Durante el año 2016 las diferentes Unidades del SEPRONA de la  Comandancia de Córdoba han llevado a cabo un total de 3426 actuaciones proactivas en defensa de la Naturaleza, la ordenación del territorio y el Patrimonio Histórico. Como desglose cualitativo de este dato, cabe  citar que 1161 fueron denuncias por infracciones administrativas, 1405  correspondieron a inspecciones administrativas de actividades industriales, deportivas, económicas, comerciales y lúdicas relacionadas con los cometidos asignados a este tipo de Unidades, 358 a controles y verificaciones de actividades distintas de las anteriores, 434 identificaciones de personas y vehículos, 26 delitos medioambientales y 42 personas detenidas/investigadas por tales hechos.

En cuanto a inspecciones administrativas cabe reseñar que 266 lo fueron a explotaciones agropecuarias con la finalidad de comprobar los registros ganaderos, la correcta gestión de desechos, el uso de productos fitosanitarios o el transporte de animales vivos.

Con la finalidad de detectar los talleres dedicados a la reparación de automóviles que operan al margen de las autorizaciones necesarias para tal actividad, se inspeccionaron 214 talleres. Además se verificaron las condiciones de los residuos peligrosos generados como consecuencia de las operaciones de reparación y mantenimiento de vehículos.

Finalmente y atendiendo a la importante actividad cinegética que se desarrolla en la provincia, el esfuerzo de las Patrullas del SEPRONA se ha dirigido a verificar que las distintas cacerías se celebrasen con observancia  de las medidas de seguridad reglamentarias, contando con las autorizaciones precisas, así como evitando los episodios de furtivismo en las zonas y horarios más proclives para ello.

Como consecuencia de la labor inspectora se detectaron 1161 infracciones administrativas. De su conjunto cabe citar que 151 lo fueron por vulnerar la normativa en materia de residuos. Por ello, el vertido de residuos, no contar con las autorizaciones precisas para gestionar, transportar o producir residuos o el deficiente almacenaje de los mismos fueron las infracciones más comunes.

En segundo lugar, con 142 denuncias, se situaron las infracciones en materia de caza propiciadas por cazar sin autorización del titular del acotado o  hacerlo en época de veda.

Como tercer puesto destacar que 127 se formularon por vulnerar normativa de sanidad animal, esto es, principalmente por contradecir preceptos normativos relacionados con la cabaña ganadera, los subproductos de origen animal o el transporte de animales vivos.

Para cerrar este capítulo, se denunciaron además 128 infracciones en materia de animales de compañía, destacando como preceptos más infringidos la falta de identificación (microchip) y de tratamientos veterinarios de las mascotas.

 

De toda la actividad infractora detectada por las Unidades del SEPRONA de Córdoba, las más graves se orientaron como infracciones tipificadas como delitos en el Código Penal. Por ello, se investigaron un total de 26 delitos, entre los que primaron los relativos a la fauna, los animales domésticos, el urbanismo, los incendios forestales o el Patrimonio Histórico. Como responsable de los mismos se pusieron a disposición de las Autoridades Judiciales a 42 personas como detenidas o investigadas.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.