Más de 1.600 refugiados atendidos por Cruz Roja en este año

0
499

Cruz Roja ha atendido en lo que va de año a más de 1.600 refugiados en Córdoba, personas que llegaron a la provincia huyendo fundamentalmente de las guerras que se viven en sus países, aunque en ocasiones también por sufrir persecuciones por motivos políticos, religiosos o de carácter sexual.

Desde enero, la entidad ha atendido en sus centros de Puente Genil y Baena –y, en menor medida, también en la capital- a solicitantes de asilo de más de una decena de países; mayoritariamente de Siria, pero también de Ucrania, Pakistán, Camerún, Rusia, Afganistán o Eritrea, entre otros.

Y muchos más llegarán en las próximas semanas, puesto que la crisis de refugiados sigue teniendo una gran incidencia y son cientos de miles las personas que continúan en tránsito por Europa –y por otras zonas del mundo- en busca de una esperanza de futuro.

Por ello, en este momento Cruz Roja sigue trabajando para aumentar significativamente su capacidad de acogida y llegar a disponer de las plazas que sean necesarias para atender al número de personas refugiadas que sea necesario.

De la misma forma, se están estudiando alternativas habitacionales que nos posibiliten acoger a las personas reubicadas y a las personas reasentadas que llegan a España en cumplimiento de los acuerdos de acogida alcanzados con la Comisión Europea para dar una respuesta a los refugiados/as que están llegando a costas europeas.

En estas fechas, el mal tiempo está poniendo en riesgo la vida de cientos de miles de personas que se encuentran desplazándose por el continente. Por ello, Cruz Roja urge a los gobiernos para que tomen medidas para proteger a las personas que buscan seguridad y cubrir sus necesidades básicas.

Según indica el director de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Europa, Simon Missiri, “es vital que los gobiernos vean esta protección como algo prioritario y asegurar así que la situación no sea significativamente peor”.

La hipotermia es una de las principales preocupaciones sanitarias para estos cientos de miles de personas que se encuentran ahora en Europa central y los Balcanes, especialmente para las personas mayores, la infancia y aquellos que padecen otras enfermedades o dolencias. Los equipos médicos de Cruz Roja también temen el impacto psicológico del empeoramiento de las condiciones de estas personas, que ya escapan de guerras o de pobreza extrema.

La institución prioriza en estos momentos ayuda básica como comidas calientes, cobijo, abrigo, mantas o sacos de dormir. De igual modo, se están reforzando las unidades móviles de salud a lo largo de las distintas rutas de tránsito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.