Especializada en el diseño, fabricación e instalación de maquinaria de elevación y transporte, Tamesur es una empresa de Puente Genil que celebra este año un cuarto de siglo al servicio del sector del olivar, donde goza de una posición privilegiada, gracias a la profesionalidad de su capital humano y a la calidad y fiabilidad de sus equipos repartidos por la gran mayoría de las almazaras y cooperativas de nuestro país. Por tal motivo, para la celebración de su 25 Aniversario, desde que se fundara en 1990, el pasado sábado 11 de Julio las instalaciones de Tamesur, en el polígono de San Pancracio, acogieron el acto de descubrimiento de un monolito, en honor a los socios fundadores de la empresa y trabajadores. Antonio Luis Romero, gerente de Tamesur, comentó que en la actualidad la empresa cuenta con algo más de 50 trabajadores, doblándose sus empleados en época de campaña. Siendo la segunda generación hoy en día en este negocio, destacó la fortaleza y el esfuerzo de todos a lo largo de estos 25 años de vida de la empresa, argumentando que esperan llegar a cumplir igual de fuertes los 50 años de vida.
Fundada como Sociedad Anónima Laboral con la concurrencia de 18 socios provenientes de distintas empresas del sector de manutención y transporte que aportaron sus recursos económicos y más de 20 años de experiencia en el diseño, fabricación y comercialización de transportadores y otros productos, Tamesur, S.A. encontró en su perfecto conocimiento del sector la clave para abrirse paso y lograr una cuota de mercado que asegurase su continuidad.
Especializada hoy por hoy en la fabricación de cintas transportadoras, tolvas de recepción y almacenamiento, transportadores sinfín y especiales, elevadores de cangilones, separadores pulpa-hueso y redlers -productos todos ellos caracterizados por su excelente acabado y durabilidad, según afirman los propios clientes-, el éxito de Tamesur radica en una gestión racional de sus recursos que le ha permitido asentar los sistemas de fabricación, incorporando nuevos productos, sólo cuando los anteriores estaban perfectamente desarrollados e introducidos en el mercado. De su permanente actitud de mejora y su afán por ser cada día más competitivos surge una búsqueda constante de nuevos nichos de mercado, con un progresivo proceso de diversificación hacia otros sectores no relacionados con el olivar tales como las canteras y áridos, empresas agroalimentarias (hortofrutícolas, semillas y cereales…) o plantas de reciclaje de basura, donde la marca Tamesur goza de una creciente aceptación y reconocimiento.

El broche de oro a la celebración de su 25 aniversario, lo puso una cena de gala que tuvo lugar tras el descubrimiento del monolito, donde se reconoció la trayectoria de sus Socios Fundadores, en compañía de sus trabajadores y representante locales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.