El presidente de la Agrupación de Cofradías, Corporaciones Bíblicas y Hermandades, Juan Miguel Granados, ha puesto su cargo a disposición del Delegado de la Diócesis de Córdoba, ante la Asamblea General celebrada en la corporación del Imperio Romano.

Según ha podido saber, Grupo COMUNICA, ha estado motivado por los acontecimientos acaecidos entre el presidente y un hermano de la cofradía de Jesús Nazareno, el pasado Día de la Cruz, y de los que oficialmente no ha trascendido nada, por ninguna de las partes. Al parecer, se produjo una discusión entre Granados y un directivo de la Cofradía de Jesús.

Granados, ha dado lectura a un escrito en el que ha pedido “perdón” por los hechos , a los que ha aludido como “desagradables” y por ello, “pido sincero y humilde perdón”. También ha expresado su deseo de acatar la decisión de la Comisión sancionadora “como un hermano más de la Asamblea”. Y la Asamblea ha rechazado la propuesta de la Comisión Disciplinaria.  Por lo que este asunto, ha quedado en suspenso a expensas de la decisión que adopte en los próximos días el delegado diocesano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.