El pleno del ayuntamiento de Puente Genil aprobó el jueves, por unanimidad de todos los grupos políticos (PSOE, PP e IU), la modificación en los Planes Provinciales a fin de incrementar la partida presupuestaria requerida para la consolidación de terrenos en el plan parcial R-1 de Santo Domingo. Se tratará de una actuación en la zona comprendida entre   las calles Madre Teresa de Calcuta, calle Príncipe de Asturias y calle Ramón y Cajal, donde existen desplazamientos de terreno y donde se  ha producido un hundimiento del acerado y la calzada . Unos trabajos que comenzarán en las próximas semanas con cargo a los presupuesto  del ayuntamiento y la diputación de Córdoba,  una cantidad que supone más del doble previsto de manera inicial. Así, la institución provincial aportará algo más de 220.000 euros y el Consistorio cerca de 270.000 euros con cargo al presupuesto municipal 2018. Una información de GRUPO COMUNICA- Hoy en DIRECTO con la Virgen de la GUIA, ( a partir de las 19:45 horas).

El portavoz del equipo de Gobierno, José Antonio Gómez, explicó que tras el estudio geotécnico encabezado por el Servicio de Ingeniería Civil de la Diputación de Córdoba, se recomienda la ejecución de una pantalla de pilotes de 72 metros de longitud y 21 metros de profundidad que se haría en la parte superior del talud – justo por debajo del actual carril bici – teniendo además unos anclajes al terreno para evitar movimientos que puedan suponer fisuras de la calzada y de la acera. Tras este primer paso, se procedería a rellenar la ladera, restituir la calzada, los acerados, el carril bici, y las redes de saneamiento y de alumbrado público del tramo afectado.

La demora de la ejecución de este proyecto se ha debido a que el Pleno del Ayuntamiento de Puente Genil tuvo que aprobar en la sesión ordinaria de este mes de marzo la modificación del presupuesto que inicialmente se había reservado para la actuación.

Los vecinos se han venido desde hace varios años de la situación tanto de la vía pública como de sus propias viviendas, ya que presentan grietas preocupantes. La cuestión estriba en la ubicación próxima a una zona de relleno y por tanto, no se adecuó con la consolidación necesaria, la construcción de las viviendas y del carril bici ni tampoco de la calle que se construyó en su día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here