Tras dos semanas de descanso, el Ángel Ximénez AVIA Puente Genil regresó el lunes a los entrenamientos para preparar el regreso a la competición el 3 de febrero, fecha de la primera jornada de la segunda vuelta con el partido ante el Ciudad Encantada en el Miguel Salas.

Por delante quedan cuatro semanas largas de entrenamientos que convierten al mes de enero en la época “más complicada de todas porque no hay competición” declara Quino Soler. Y es que, además, por la difícil situación geográfica del equipo pontanés “va a estar complicado jugar tres o cuatro partidos amistosos como nos gustaría”. De momento el club no ha podido cerrar ningún test de pretemporada aunque la única vía posible parece que es “jugar ante Antequera que regresa a la competición este fin de semana”. Tras dos semanas de parón, la plantilla alternará días de dobles sesiones de trabajo con otras simples. Soler admite que ha visto a sus jugadores “en un estado de forma correcto, dejando atrás diversas molestias” y salvo Dani Podadera por motivos personales, están entrenando todos, con la presencia también del canterano Jesús Melgar y de Leo Almeida que regresó el lunes a Puente Genil.

Soler también ha hecho un balance de la primera vuelta del campeonato reconociendo que, tras el último partido del año ante BM Nava, hubo reunión con la directiva “donde les dije que estaría trabajando aquí hasta que ellos quisieran. Decidimos continuar y seguir trabajando para conseguir más puntos en esta segunda vuelta”. Ese es uno de los objetivos primordiales que se marca el malagueño para el segundo tramo de la competición. Para sumar más puntos en la segunda vuelta, Soler dice que su equipo tendrá que ser “más competitivo y tener más fe en determinados momentos de la temporada”. Y eso lo hará, salvo sorpresa de última hora, con los mismos jugadores que comenzó la temporada puesto que confirma que no ha realizado “ninguna petición de fichajes”. Mirando a medio plazo, comenta que “el club tiene que estar trabajando ya en la renovación de jugadores para la próxima temporada aunque yo solo pienso en ganar partidos para conseguir la permanencia lo antes posible” y también en mirar el mercado para reforzar al equipo. Uno de los nombres que más suenan es el de Rafa Baena que acaba contrato el 30

de junio tras tres temporadas en el Rhein-Neckar Lowen alemán donde llegó procedente del Ángel Ximénez. “Si yo fuera el club, me plantearía seriamente hablar con Rafa para que regrese a este equipo en verano”, dice Quino Soler.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.