Tiffany elige a Ximénez para decorar sus tiendas en EE.UU y Canadá

0
275

La multinacional empresa de Puente Genil, que instala sus luces navideñas en las principales ciudades de más de 40 países, prevé superar este año los 40 millones de facturación.

En Iluminaciones Ximénez los trabajadores comenzaron en agosto a preparar los 20 millones de puntos de luz que lucen ya en las principales ciudades de más de 40 países.Pero, este año los cordobeses cuentan con un cliente especial, y es que la prestigiosa cadena americana de joyería Tiffany & Co los ha elegido para decorar sus tiendas en EEUU y Canadá.

La multinacional, líder en iluminación decorativa y artística, está considerada como la mayor constructora e instaladora de grandes proyectos a nivel europeo y es la empresa líder del sector en España acaparando el 70% de la cota de mercado. A nivel internacional, ya se posiciona como una de las cinco mayores fábricas de luces de Navidad del planeta.

Un acuerdo entre las dos empresas que se inició el año pasado con altos niveles de exigencia. Según explica a el Economista Andalucía, Fernando Cabrera, responsable de Exportación de Iluminaciones Ximénez, para llegar a ese acuerdo la empresa tuvo que demostrar ser una entidad internacional y tener la capacidad para trabajar en varios países a la vez, ganar un concurso en el que se enfrentaba a grandes entidades de otros países y firmar un acuerdo de confidencialidad.

Tras pasar todas esas pruebas, el grupo andaluz colocó el año pasado los primeros adornos en las joyerías de la Quinta Avenida de Nueva Nork. Este año, con cláusulas de confidencialidad menos exigentes, ya pueden contar que adornarán más de diez tiendas de la cadena de joyerías más prestigiosas de EEUU.

Elementos decorativos basados en sus joyas y en sus elementos más característicos que se han fabricado en Andalucía y que ya lucen en tiendas de Nueva York, Nueva Jersey, o Las Vegas, donde Tiffany tiene una de sus principales tiendas.

Un acuerdo, que supone casi el 8% de la facturación global de la compañía. Aunque en cifras según Cabrera, no es la operación más grande que han cerrado, si que es una de las que otorga mayor notoriedad a nivel internacional.

“Ellos tienen más de 2.000 tiendas por todo el mundo, si hiciéramos solo el 25% de ellas ya tendríamos un problema de capacidad, aunque esperamos seguir creciendo en el número de establecimientos en los próximos años”, destaca.

Tiffany no es la única cadena de joyerías a las que la compañía instala la decoración navideña, las tiendas de Swarovski también lucirán los adornos fabricados en Córdoba.

A nivel nacional, compañías de la talla de El Corte Inglés o Desigual también confían desde hace varios años en Iluminaciones Ximénez, que alberga una amplia experiencia llenando de ambiente navideño grandes ciudades como Málaga, Granada, Córdoba, Madrid o Barcelona, entre otras muchas. En el mercado internacional destacan ciudades como Londres, Las Vegas, Munich, Oslo, Tokio, Hong Kong o Macao, aunque el grupo instala decoración de Navidad por todo el mundo.

Algunos de los proyectos más llamativos de este año son el árbol de Navidad más grande de Centroamérica, que el grupo lo está instalando en El Salvador, un laberinto de luz en Bruselas y dos diamantes de led de tres metros de altura que coronan la entrada del Dubai Mall, el centro comercial más grande del mundo.

En el plano regional, la decoración instalada por la compañía en el centro de Málaga ha vuelto a captar todas las miradas, en esta ocasión se trata de una catedral de luz instaladas a lo largo de calle Larios.

“Efecto wow” es el término adoptado por la compañía para definir el interés que despierta este tipo de iluminaciones, el año pasado el túnel de luz y sonido del centro de Málaga atrajo a 2,6 millones de visitantes en apenas 30 días, lo que generó un importante impacto económico en la ciudad.

Iluminaciones Ximénez atraviesa uno de sus mejores momentos, la facturación media del grupo se sitúa sobre los 37 millones de euros y este año esperan superar los 40 millones. Unas cifras que se han traducido ya en un crecimiento del empleo del 12%, con el que la plantilla supera ya las 600 personas.

La historia de la compañía comenzó en la navidad de 1945, cuando Francisco Jiménez decidió iluminar con una estrella de luz el rótulo de su modesto establecimiento de electrodomésticos en Puente Genil, a principios de los 2.000 la empresa cambió el concepto de iluminar por el de decorar y ahora la tercera generación de este grupo de empresas familiar ha convertido la iluminación navideña en una herramienta de promoción y atracción del turismo a nivel mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here