Punto con sabor a derrota el cosechado en la tarde de ayer por el Salerm Puente Genil en Montalbán en un nuevo derbi comarcal en 1ª Andaluza. Los de Juanmi Puentenueva, perdieron dos puntos en los compases finales del partido, por enésima vez en la temporada. Ésta vez no hay excusa. Tal y como reconocieron los jugadores y cuerpo técnico, el Montalbeño empató de forma justa un encuentro que se le puso de cara a los pontanenses en la primera parte cuando se adelantaron en el marcador por mediación de Bubu y además vieron como el Montalbeño se quedaba con diez por expulsión de Pimpín. En el segundo tiempo, la imagen del equipo fue muy mala, con apatía y conformismo con el resultado. En definitiva, el Salerm jugó con fuego y se quemó.

El discurso durante la semana del equipo había sido el de afrontar el partido ante el colista de la liga con solo tres puntos en su casillero, como uno más, sin tener en cuenta esa supuesta superioridad sobre el rival. Desde el principio ya se atisbó que el partido no iba a ser ni mucho menos sencillo. Los de Puentenueva no pudieron ante un equipo que le bastó con ser más intenso para ser superior en la primera media hora de partido donde el pontanés José Manuel, ya puso a prueba al debutante Cristian Agredano. Ni los jugadores de banda ni los de arriba, entraban en juego y las ocasiones brillaban por su ausencia para el Salerm Puente Genil. Pero a los 32 minutos, y aprovechando una jugada de estrategia, se iban a poner por delante. Bubu, a placer, aprovecharía la picardía de Fito que sacó rápido una falta desde el lateral para Miki, que le pondría el gol en bandeja al de Marinaleda. El tanto dejó tocado a un Montalbeño que volvía a verse por detrás en el marcador sin merecerlo. El Salerm Puente Genil por su parte, jugó un último tramo muy bueno del primer tiempo, lo mejor del partido y pudo hacer el segundo en un remate de cabeza de Maero que salió desviado, ya con los locales con uno menos por la expulsión por doble amarilla del capitán rojiblanco, Pimpín.

Quedaban cuarenta y cinco minutos por delante para que el Salerm Puente Genil, con uno más en el campo, pudiera marcar el segundo y sentenciar el partido. Eso es lo que pensaban los más de 100 espectadores de Puente Genil que se desplazaron hasta Montalbán y que se dieron cuenta con el pitido inicial del segundo tiempo que no iba a ser así. La propuesta del equipo era clara. Tocar, tocar y tocar hasta encontrar el hueco necesario para crear las ocasiones y hacer ese 0-2. Una propuesta lógica pero si se hace con otra marcha o dos marchas más de la que lo hizo el Salerm Puente Genil y que dejó vivo al Montalbeño que fue creyéndoselo poco a poco hasta encontrar la recompensa. Los de Yimi, sabían que iban a tener alguna para marcar y lo pudieron hacer en un misil de Dani Espejo que se estrelló en el travesaño. A partir de ahí, el Salerm Puente Genil perdió el control del partido aunque Pedraza pudo hacer el 0-2 en un mano a mano que mandó a las nubes. Ahí estuvo el partido. Con el 0-1 y con el miedo en el cuerpo, entraríamos en los últimos cinco minutos, esos fatídicos por unas circunstancias o por otras, sobre todo por los fallos defensivos, que llegan misteriosamente en las postrimerias de algunas partidos. Porque quedaba la jugada que ha condenado a la pérdida de puntos en los últimos minutos en varias jornadas. Fallo en cadena atrás con un balón que no termina de despejar la zaga y que se encuentra José Rafael para definir ante Cristian y hacer el 1-1. A los pontanenses le entraron las prisas pero cuando miraron el reloj se vinieron abajo. Quedaban dos minutos más el alargue donde empujaron para intentar hacer el 1-2 pero no lo consiguieron y el partido acabó en tablas.

Un empate mucho más valioso para un Montalbeño que si continúa en esta línea, le dará más de un susto en la segunda vuelta a varios equipos, incluyendo a los de arriba. El empate con sabor a derrota clara para el Salerm Puente Genil, le aleja de la séptima posición que se queda ahora a cinco puntos y con un calendario duro en las próximas cuatro semanas con partidos ante rivales directos como son Rociera, Pozoblanco, San José y Pedrera y donde el margen de error es 0.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.